Homenaje a Federico García Lorca en Granada

garcialorca-placaalfacar-granada-cicerone

Probablemente, Federico García Lorca sea el poeta granadino y español más universal. Tanto es así que nuestra ruta Los lugares de Federico García Lorca en Granada sigue ganando adeptos. Esto se debe a la calidad de su obra y a que el escritor se ha convertido en el símbolo de lo que supuso la Guerra Civil para la sociedad española. Su vida fue un ejemplo de hacia dónde se dirigía la cultura de nuestro de país, ¿quieres saber por qué?

Federico García Lorca: libertad y marginalidad

Nacido a finales del siglo XIX, Federico García Lorca podría haberse convertido en un rico terrateniente más. Sin embargo, el camino que eligió fue muy distinto. Quizá por su leve cojera o por el amaneramiento de sus gestos o porque su propio maestro le apodara “mariposa”… desde muy joven sintió una inmensa curiosidad hacia lo marginal, lo distinto, por lo que rompía con las convenciones. Sus juegos eran muy diferentes al resto de los niños. Le encantaba crear sus propias representaciones teatrales con sus títeres, leer, tocar el piano y escuchar las conversaciones de las criadas, incluso los cotilleos de su pueblo, Valderrubio (entonces llamado Asquerosa).

Fue un joven muy culto, pero mal estudiante. Se esforzaba al máximo en aquello que le gustaba e ignoraba lo que no. A Federico le interesaba lo humano, aquello que nos hace ser quienes somos: el amor, la pasión, la compasión, la justicia y la injustica, bondad y la maldad, la belleza… Y dedicó toda su vida a vivir como un ser humano. Es decir, a contemplar y a experimentar todo lo que la vida nos da, así como a contar sus impresiones y sus miedos a través de su poesía y su teatro.

En su cortísima vida, murió a los 38 años, viajó y conoció a personas de todo el mundo y de todas las clases. Sin embargo, los protagonistas de sus obras eran los marginados, los que padecían las injusticias del mundo por el color de su piel, su pobreza o su género. De hecho, los gitanos, los negros, los pobres y las mujeres eran sus temas preferidos. Escribió para que tomáramos consciencia de esas injusticias que los relegaba a un segundo plano, pero trabajó también por otros medios para que dejaran de suceder, ¿cómo lo hizo?

Federico García Lorca y el teatro

Como muchos intelectuales de la época, estaba seguro de que la pobreza y la marginalidad se curaban con la educación. Este es el leit motiv de la Barraca, su grupo de teatro universitario. Su objetivo era llevar las obras de teatro clásico español a todos los pueblos. Muchos de ellos, no tenían un teatro como tal, ni escuelas ni ningún otro edificio que alfabetizara a la población. Estaba convencido de que al llevar la belleza y el conocimiento a cada rincón de España con el teatro, propiciaría la reflexión sobre uno mismo y su entorno.

Todo ello se frenó en seco con la Guerra Civil. Apenas un mes después de que se diera el golpe de estado, Federico García Lorca fue asesinado, sin que aún se haya encontrado su cuerpo. Su fusilamiento físico pudo haber significado la desaparición de su obra. Sin embargo, Federico y su literatura han permanecido en el corazón de los granadinos y ha llegado a todo el mundo. Mataron a un hombre, sí, pero dieron vida a un símbolo que dura hasta hoy.

Granada homenajea a Lorca todos los años

Los granadinos tenemos una relación muy especial con Federico García Lorca. Sigue vivo dentro de nosotros. Mucha gente lo siente tan cercano que cuando piensa en él, lo hace con la ternura con la que se recuerda a un familiar, como ese familiar al que nunca conociste, pero al que aprendiste a amar gracias a los recuerdos de los demás. Pero este sentimiento se da también en el resto de España y en todo el mundo.

Así, Granada homenajea a Federico García Lorca todos los años para conmemorar la fecha de su muerte, ya sea con actos en el lugar donde se cree que fue fusilado como en la propia ciudad de Granada. Por supuesto, CICERONE colabora en este tributo con nuestra ruta por los Lugares de Federico García Lorca en Granada. Nuestros guías expertos en el poeta universal pasean con nuestros visitantes por las calles que Federico solía transitar, con una parada muy emocionante: el callejón donde fue apresado, actualmente un hotel y restaurante.

Que Lorca siga tan vivo, que aún conmuevan sus versos y que siga trayendo gente a Granada solo para pisar el suelo que pisó él significa que su espíritu sigue con nosotros. Sus ganas de vivir y de hacer vivir nunca murieron y permanecen con nosotros, ¿no os parece que celebrar lo que nunca murió en la guerra es una forma estupenda de conmemorar esta fecha?