Ventajas de contratar un guía privado

El turismo de masas es cosa del pasado. La tendencia hoy es el viaje personalizado: tú decides los horarios e itinerarios. Si eres un amante del turismo cultural y estás pensando en visitarnos, lo mejor es contratar un guía privado en Granada. A pesar de lo que se suele creer, es más barato de lo que parece, sobre todo si vas en un grupo pequeño.Este tipo de visitas son mucho más amenas que esas en las que, de repente, te ves perdido entre la multitud, pero ¿quieres saber saber más sobre los guías privados?

Qué es un guía privado

Los guías privados somos diferentes. Somos expertos en uno o varios temas, pero tenemos otras habilidades. Somos capaces de perfilar un plan de viaje de acuerdo con las peticiones de nuestros clientes. Nos adaptamos a tus necesidades y diseñamos la mejor opción, en función de lo que desee el grupo, el clima y otras circunstancias.

Nuestro objetivo es muy sencillo: facilitar tu estancia en tu ciudad de destino, ya que somos guías locales especializados en los municipios o regiones concretas en las que vivimos. Nos formamos constantemente en historia, así como en las diferencias culturales, educativas, precios, políticas… Por ello, podemos ayudaros en cosas tan dispares como elegir un souvenir, recomendar una casa de cambio o prestar primeros auxilios. Somos personas muy curiosas y extrovertidas. Nos encanta trabajar con gente, conversar y solventar todas tus dudas.

Ventajas de contratar un guía privado

El ritmo lo marcas tú

¿Alguna vez te has fijado en esos grandes grupos que corren detrás del guía sin que este apenas los mire? Un guía privado es lo opuesto. No hay prisa, no hay agobios. El ritmo lo marcas tú. Si vienes con tu familia y queréis disfrutar de un paseo más tranquilo o si por cuestiones de salud, prefieres ir más lento, nosotros haremos lo que nos pidas, siempre teniendo en cuenta los horarios de los complejos monumentales.

Lo más importante sois vosotros. No el guía. Sabemos que puede resultar muy desagradable convertirse en una especie de perseguidor de quien se supone está ahí para ayudarte.

Puedes cambiar el recorrido

Los tours y paseos tienen un recorrido determinado, pero somos muy flexibles. Es posible que prefieras saltarte una visita, una iglesia… porque quieres recrearte en otro lugar. Hoy los viajeros se informan mucho sobre las ciudades que van a visitar y tienen las ideas muy claras sobre lo que quieren ver y lo que no. Consciente de ello, tu guía privado está ahí para ti y tu familia o amigos, con el único deseo de acompañaros.

Aprenderás lo que tú quieras saber

Aunque hay ciertas cuestiones que son de interés general, cada persona tiene sus propias pasiones. Cuando tienes un guía privado, esas inquietudes son satisfechas. Contestamos a todas las preguntas que tengas, porque sabemos que has llegado a nosotros por una motivación muy especial, la tuya. Como decíamos, tu aprendizaje y que pases un buen rato con nosotros son nuestras prioridades. Lo que importa es tu curiosidad, no nuestros guiones.

Evitas las interrupciones de tus compañeros

Cuando vas en un grupo con quince personas más, lo habitual es que surjan conversaciones entre los miembros, incluso conflictos. Esto te impiden escuchar lo que el guía está diciendo. De esta manera, terminas desaprovechando la visita, ya que te habrás perdido parte de sus explicaciones. Por otro lado, si quieres enterarte bien, no tienes más remedio que esquivar a las demás personas para ponerte en la primera fila. En esta modalidad de visitas guiadas, no hay colas. Estáis vosotros y el guía, caminando juntos, cómplices, como si estuvieras dando un paseo con un amigo o un familiar más. Ese es el clima.

Turismo sostenible y consciente

Esta manera de viajar es una apuesta por el turismo sostenible y consciente, un turismo respetuoso con un entorno al que amamos. Granada debe su belleza y su singularidad a las personas que viven y han vivido en ellas. En este sentido, nuestra actividad tiene que introducirse dentro de la vida de sus sitios históricos, sin dañar los monumentos y sin impedir que los vecinos de nuestros barrios vivan con normalidad.

Visita Granada y la Alhambra con un guía privado

A primera vista, los servicios de un guía privado podrían parecer más caros que integrarse en un gran grupo. Sin embargo, para aprender en un grupo lo mismo que en uno privado, tendrías que hacer tres o cuatro tours. Y si contratas un profesional para un pequeño grupo de 3 ó 4 personas, el resultado será un precio bastante económico.

Si eliges nuestros guías privados o los grupos reducidos premium de CICERONE, comprobarás que nuestros guías no sólo explican, sino que emocionan. Es posible que aunque comiences con unos intereses muy específicos, los guías y las guías siembre otros con su entusiasmo. Es muy habitual que cuando contamos una historia que desconocías, se generen preguntas que no te esperabas. Lo mismo sucederá con las de tus acompañantes. Al ser un grupo tan reducido, seguro que aportan mucho a tu conocimiento y mejoran tu experiencia. De hecho, es por todo ello que en CICERONE solo trabajamos con guías profesionales, especialistas en Granada, que pasean con vosotros y para vosotros.

No obstante, también llevamos esta filosofía a las visitas regulares: nos adaptamos a nuestros clientes, porque nuestros grupos no son mayores de 12 personas. Es mucho más cómodo para ti, pero también para los vecinos de Granada, el Albaicín y el Sacromonte, ya que evitamos aglomeraciones y el taponamiento de sus calles.

En CICERONE nuestro trabajo no es nuestro trabajo, es nuestro hobby. Por eso nos apasiona tanto lo que hacemos. Afrontamos con entusiasmo nuestros paseos y tenemos suficiente energía positiva para contagiar a la gente que camina con nosotros. Si te apetece conocer Granada y la Alhambra en nuestra compañía, puedes reservar tu guía privado para visitar Granada o tu guía privado para la Alhambra  en nuestra web o escribiéndonos un email a reservas@ciceronegranada.com. Si tienes alguna duda, estaremos a tu disposición para ayudarte. Te esperamos.