Turismo sostenible: código de buenas prácticas

En Cicerone Granada creemos y practicamos desde hace años el turismo sostenible/responsable. Por ello, decidimos sumarnos a la lucha por la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs), establecidos en el año 2015 en las Naciones Unidas. Por eso, orientamos nuestra actividad en pro de la igualdad de las personas, la protección del planeta y la prosperidad económica.

objetivos de desarrollo sostenible

Precisamente al ser una empresa local, trabajamos para cuidar nuestro entorno. De hecho, nos hemos adherido a la REDAC (Red Andaluza Contra el Cambio Climático), un proyecto gestionado por Cátedra Hidralia y la Universidad de Granada. Se trata de una red de organizaciones andaluzas que se compromete a luchar por una sociedad más sostenible.

diploma de la Redac

En este sentido, nos aseguramos de que nuestros guías sean locales, de que conozcan Granada y su historia y de que amen su ciudad, no solo sus elementos patrimoniales. Queremos transmitir esta pasión a nuestros visitantes y, para ello, Cicerone Granada decidió hace tiempo que nuestros grupos fueran lo más reducidos posible.  Nuestros clientes disfrutan así de una experiencia única y, al mismo tiempo, nuestro medio de vida no entorpece el funcionamiento diario de la ciudad y los comercios. ¡Así ganamos todos!

Partimos de la idea de que Granada es de todos y de que, por tanto, los ciudadanos, los visitantes y los profesionales debemos convivir en el centro histórico de la ciudad pensando siempre en el bien común.

Nuestro compromiso:

  • Grupos pequeños para garantizar el paso de peatones y vehículos y para evitar aglomeraciones de personas y los correspondientes ruidos y molestias.
  • Nuestros guías son profesionales del turismo y están formados para dar información correcta y contrastada a todos nuestros clientes. Siendo profesionales en sus conocimientos, también lo son en el respeto por nuestro patrimonio histórico y cultural y transmitirán la importancia de este respeto a los visitantes.
  • Nuestras rutas se realizan todas a pie y si tenemos que utilizar transporte para facilitar el acceso a ciertas zonas de la ciudad a nuestros clientes, éste será público. Asimismo, siempre recomendamos el uso de este último por encima del vehículo privado. Así, contribuimos a la reducción de emisiones de gases invernadero.
  • Con el objetivo de favorecer la accesibilidad, hemos diseñado itinerarios por Granada pensando en las personas con movilidad reducida. A pesar de que las calles de nuestro centro histórico pueden resultar complicadas en este aspecto, tenemos la determinación de que la belleza de Granada llegue al máximo número de personas, siempre que sea posible.
  • Apoyamos el consumo local, ayudando a nuestros clientes a valorar e impulsar los productos locales, y también contribuyendo a que diversi­fiquen sus compras evitando tratos de favor o preferentes hacia establecimientos concretos, ni siquiera el nuestro.

 

Conseguir un mundo más igualitario, más justo y más sano es una tarea de todos. Por tanto, nos vemos en la obligación moral de hacer cuanto sea posible por nuestra parte para conseguirlo ¡Nuestro progreso debe traducirse en una mejora de nuestro entorno!