Cicerone patrocina la película El Último cine vivo de César Ríos

Un día alguien se pone en contacto con CICERONE. Nos cuenta que es director de cine, que es César Ríos, el director granadino de El ascensor de Romeo (protagonizado por el gigante José Sacristán) o de La teta que nos falta, que trata el cáncer de mama. Esta vez, quiere hacer una película para homenajear a los cines de barrio: esos templos del cine en los que muchas personas hemos aprendido a soñar y que parecen estar destinados a desaparecer. César Ríos busca patrocinadores. En CICERONE, lo vemos claro, tenemos que apoyarlo. Gracias a nuestra decisión y a la de otras organizaciones, el 9 de Julio, el cineasta granadino presentó El último cine vivo.

Durante la presentación de la película, César dio un conmovedor discurso sobre lo que había significado el rodaje. Además, destacó que durante este proceso, su padre falleció, por lo que la cinta tiene un valor aún más personal del que ya tenía al inicio. Para CICERONE, ha sido muy emocionante participar en la realización del filme. En él, encontramos a personalidades del cine y del espectáculo que reflexionan sobre el papel que las salas de cine han desempeñado en sus vidas. Para ello, nos sitúa en el último de cine que sigue vivo. Nunca más volverá a proyectarse una película en esta sala. Aún están las luces apagadas. Poco a poco, alguno de los actores y actrices que un día dieron vida a personajes que nos han hecho vibrar salen de la pantalla para contar las historias de las que han sido testigos. Personas como Kira Miró o Ana Milán cuentan lo que veían desde la pantalla: la emoción del patio de butacas.

Es muy gratificante saber que gracias en parte a nuestra colaboración, algo que comenzó en un papel y que llegó a nosotros en forma de correo electrónico se ha convertido en algo tan entrañable.

En CICERONE somos amantes de la cultura y de Granada. Por tanto, además de difundir el legado histórico de la ciudad, nos encanta promocionar el arte actual. Sabemos que, en nuestra ciudad, hay gente con mucho talento, así que entendemos que es casi una obligación acompañar a estos artistas en su proceso.