Un guía marca la diferencia en tu visita

¿Alguna vez te has preguntado qué puede marcar la diferencia en tu visita a un museo, una ciudad o tu experiencia sea algo especial?

La respuesta no está en que ver o qué hacer, si no con quien: un guía. Cuando visitamos un museo o incluso cualquier monumento siempre podemos considerar la opción de buscar a un experto que nos ayude. Ahora bien ¿por qué deberíamos considerarlo? A continuación os damos algunas de las razones enfocadas en el arte que podemos aplicar a toda experiencia cultural.

La experiencia mejora cuando interactuamos con el arte.

guía de museo

Un guía que sepa transmitir sus emociones a los visitantes puede hacer que nuestro interés crezca, dejando así un rastro de curiosidad e inquietud que nos hará preguntarnos por esas obras. Algo que no teníamos planeado desde el principio. Es fácil sin embargo que alguien pueda contar una historia, de un autor, un cuadro, sus materiales… hechos que sin un profesional de la comunicación, como lo es un guía, podría ser un magnífico somnífero para alguien que solo pretende ver un cuadro. Todo experto en la materia sabrá sin embargo cuestionar y estimular nuestro intelecto para que el arte capte nuestro más intenso interés.

Sigamos con otros motivos por los que un guía marca la diferencia  en tu visita, con un guía podemos no solo preguntarnos sino preguntar, comentar y compartir las diferentes apreciaciones que nos transmite el arte.

 

¿Cómo podemos contribuir a nuestra experiencia?: cuando hagamos una visita debemos de no irnos a casa con dudas, es importante decir aquí que nunca hay preguntas ‘tontas’. A veces hacer preguntas más personales a un guía, como su pieza favorita podría resultar en una respuesta inesperada y un nuevo descubrimiento. El guía estará dispuesto siempre a compartir su opinión y hará la visita más agradable para todos. Preguntar por los espacios y las instalaciones durante la visita también puede  ser acertado y llevarnos a sitios que no siempre son los más conocido pero igualmente merecen la pena.

Por último remarcar que lo que marca la diferencia en tu visita siempre dependerá de las dos partes: el guía y el visitante, las visitas son una mezcla conjunta de lo que cada uno aporte a ella.

 

Fuente: Como visitar un museo de arte – Johan Idema

Un guía marca la diferencia en tu visita
Tagged on:     

Deja un comentario