Seguridad en la Alhambra: servicios y consejos

La Alhambra es uno de los monumentos más visitados del mundo. De hecho, suele estar en las listas de los diez primeros. Muchos visitantes nos preguntan por sus medidas de seguridad, y nos piden consejos sobre qué hacer cuando van a la Ahambra. Teniendo en cuenta la curiosidad que este tema despierta, nos hemos decidido a darte algunos consejos y a explicarte la infraestructura con la que cuenta la Alhambra para que disfrutes con plena tranquilidad.

No obstante, cuando hables con nosotros, estaremos encantados de solventar cualquier duda sobre la Alhambra o Granada.

Medidas de seguridad para acceder a la Alhambra

Comprar entradas para la Alhambra

La compra de las entradas ya contribuye a crear un clima de seguridad en el complejo monumental. Al ser estas nominativas y al tener que presentarse con un documento identificativo, la Alhambra goza de un enorme control de quién entra en la misma. De esta manera, localizar a cualquier persona es muy sencillo, además de poder acceder a sus datos, en caso de que se produjera cualquier

Control de aforo para evitar aglomeraciones

Evidentemente, el número de entrada a la venta está limitado. Pero esto no es todo: cuando reservas el ticket, lo haces con una hora asociada a la visita. De esta forma, se tiene una enorme consciencia de cuántos visitantes están paseando por la Alhambra en cada momento. Así, mantener una conversación amena y tranquila con tu guía es mucho más sencillo y el tránsito es mucho más fluido. Esto último es necesario para divertirte mientras conoces la Alhambra y también para favorecer el acceso de los servicios de asistencia a la mayor brevedad posible

Arcos de seguridad y controles de acceso

Como sucede en los estadios deportivos o lugares muy concurridos, la instalación de arcos de seguridad es una necesidad. Es importante evitar que se introduzcan elementos que puedan resultar peligrosos. Por esta misma razón, en los accesos a los palacios nazaríes y al Generalife, se realiza una revisión de los bolsos, mochilas y carritos. Por otra parte, todos los días se colocan dispositivos de control de manera aleatoria a lo largo del paseo.

Por ello, te aconsejamos que guardes tus enseres en las consignas y que hagas la visita con los elementos indispensables. Disfrutaréis de una mayor comodidad. En caso de que vengáis en verano, uno de esos elementos indispensables es una botella de agua. Hidratarse es fundamental, aunque os sorprenderéis con el frescor que la naturaleza aporta a la Alhambra. Os daréis cuenta de que, dentro del recinto, la sensación térmica es mucho más agradable. De hecho, es muy buen refugio para el verano.

La Cruz Roja refuerza la seguridad en la Alhambra

El Patronato de Turismo de Generalife y la Alhambra firmó un convenio de colaboración con Cruz Roja Españaque nos pone a la cabeza en materia de seguridad y sostenibilidad. Para asegurarse de que así es, Javier Senent, el propio presidente de Cruz Roja España se desplazó hasta Granada, para comprobar el éxito de la puesta en marcha de las nuevas medidas. Para que su estancia aquí fuera más amena, los guías de CICERONE lo acompañamos para que pudiera conocer la bella historia del conjunto monumental. Quedó muy satisfecho con la puesta en marcha del plan y asombrado con los secretos de la Alhambra.

Puesto de asistencia sanitaria con personal cualificado

Además de ser un espacio cardioprotegido, gracias a la Cruz Roja, la Alhambra cuenta con un enfermero y un socorrista para atender a quienes padezcan cualquier incidencia. Se benefician tanto los visitantes como la plantilla que trabaja allí. Por supuesto, estos servicios están disponibles todos los días, siempre que el monumento está abierto al público.

Durante la visita diurna, cuentas con una ambulancia equipada con el material necesario para una atención de urgencias. Por su parte, en la experiencia nocturna, el conductor y su ayudante tienen la formación necesaria para estas tareas.

Vehículo eléctrico biplaza para desplazamientos

Si ocurriese un percance que precisara desplazarse por la Alhambra, la Cruz Roja ha ofrecido un vehículo eléctrico. La movilidad es mucho más sencilla de este modo y, además, Granada se convierte en un ejemplo de sostenibilidad y cuidado del medio ambiente con la inclusión de este tipo de transportes. Para que este sea fácilmente reconocible, está rotulado. Por tanto, el resto de personas favorece su circulación.

Equipo de Respuesta inmediata para emergencias psicosociales

Afortunadamente, la Alhambra no ha vivido crisis de este tipo, pero siempre es bueno saber que contamos con asistencia psicológica inmediata en situaciones de crisis. En determinados escenarios, contar con el apoyo de profesionales especializados en estos episodios ayuda a superarlos con mayor rapidez.

Código de buenas prácticas de la plantilla de la Alhambra

Quienes trabajan en la Alhambra, lo hacen bajo un código de buenas prácticas en el que se incluyen la salud, la seguridad y el respeto. De hecho, este compromiso incluye pautas de comportamiento con personas diverso-funcionales, ya sea física o cognitivamente. En ese código, se introducen estrategias para favorecer la accesibilidad y para comunicarse con estas personas atendiendo a sus necesidades. Entre ellas, su derecho a la autonomía.

Código de buenas prácticas de los guías de Cicerone

Cada uno de los miembros de CICERONE trabaja con una misma idea: nosotros no tenemos clientes, ni visitantes, nosotros tenemos amigos. Por tanto, cuidamos a quienes pasean con nosotros con el mismo afecto. Durante el trayecto, hacemos las paradas que necesites.  Además, nuestros guías tienen una formación básica, en caso de que surja cualquier inconveniente.

Desde luego, hay razones más que suficientes para disfrutar de la maravilla que es la Alhambra con despreocupación total. Lo único que tienes que hacer es escuchar a tu guía, conversar con él y tener los ojos muy abiertos, para retener toda la belleza que tendrás ante tus ojos. La naturaleza, las albercas, los colores, las leyendas y las historias que la han mantenido en pie todos estos años merecen la pena.