Rincones de Granada: La vereda de Enmedio

Si hiciéramos una encuesta entre el equipo de Cicerone sobre cuál es nuestro rincón favorito de Granada, la Vereda de Enmedio estaría seguro en el podio. La Verea de Enmedio es uno de los lugares con más encanto de la ciudad, aunque no está entre los más conocidos.
verea-enmedio-sacromonte-granada
Se trata de una especie de camino de circunvalación empedrado. Allí, encuentras varios miradores en los que puedes contemplar la Alhambra desde diferentes perspectivas: con permiso, claro, de las cuevas del famoso barrio gitano de Sacromonte y del vecino Albaicín. Nadie debería irse de Granada sin pasear por esta blanca vereda y conocer los secretos que guardan sus múltiples recodos.

verea de enmedio granada cicerone

La magia de la Vereda de Enmedio

Las cuevas del Sacromonte horadan el cerro de Valparaíso desde tiempos de los Reyes Católicos, aisladas de la ciudad de Granada. Un barrio extramuros, donde vivían los gitanos granadinos, incluso separada del Albaicín por una muralla. Por tanto, a finales del siglo XIX,  se construye esta empedrada senda para mejorar la comunicación de los vecinos del Sacromonte.

vereda de en medio granada cicerone

Se trata de un lugar mágico, pero su embrujo es inigualable al atardecer. En ese momento especial, el sol haraganea para no tener que abandonar Granada, y la ciudad se pone colorada, ante tales muestras de afecto. Después, la noche hace su aparición y el encanto sigue intacto entre el titilar de las estrellas y de los faroles de las cuevas. Entonces, el duende gitano que vive en ellas aparece, bajo el hechizo de la luna y cautiva a sus visitantes. Las zambras flamencas que inudan sus laderas ofrecen sin defraudar el espectáculo más conocido del Sacromonte.

Por eso Cicerone ofrece la única ruta en Granada que te acompaña al atardecer por este sin igual camino, cuyas piedras están sembradas y leyendas, que nos encantaría contarte. ¡No te lo pienses más y acompáñanos!