Misterios de Granada: los duendes de la Alhambra

Granada es una ciudad que muestra su exuberante belleza a granadinos y visitantes, pero se guarda una atractiva cara oculta para todos aquellos incautos que caen rendidos a sus pies. Si Granada te tiene atrapado, seguro que conoces más de una de sus leyendas y misterios, muchos de los cuales puedes conocer en nuestra Ruta por la Granada Misteriosa.

Muchas son las leyendas y cuentos infantiles que hablan sobre los duendes que habitan por Granada. Hoy nos vamos hasta la colina de la Sabika, para hablar de una leyenda muy conocida sobre los duendes de la Alhambra, que nos cuenta el escritor José Manuel Frías en su libro Granada misteriosa. 

Puerta de la Justicia

Los duendes son criaturas presentes en miles de leyendas, y como no podía ser de otra manera, también la Alhambra cuenta con los suyos. Se cuentan historias de cuando los árabes se vieron obligados a abandonar la fortaleza, en 1492, con la esperanza de poder volver algún día.

Hay historias que aseguran que un grupo de duendes protectores de las tribus árabes albergan esa misma esperanza. Estos, vuelven una vez cada siglo, el dos de enero de todos los años terminados en 92, esperando siempre poder volver a hacer suyo el lugar en el que un día vivieron.

Los duendes de la Alhambra en la Granada misteriosa

Frías, en su ‘Granada misteriosa’ relata documentos que han llegado a su equipo sobre las apariciones de estos seres: “Han llegado hasta nosotros crónicas que nos hablan del 2 de enero de 1792, fecha en la que diversos habitantes de barrios granadinos cercanos al palacio, vieron cómo aparecieron siete duendes vestidos de un blanco brillante. Dichos personajes se reunieron en la Alhambra y, después de llorar motivados por los recuerdos del pasado, quedaron allí toda la noche en actitud de vigilia, para comprobar si a la mañana siguiente se cumpliría la profecía”.

“Pero al amanecer vieron que la situación no había cambiado por lo que, envueltos en la mayor de las tristezas, marcharon cada uno a su lugar de origen, prometiendo volver pasado un siglo para probar suerte de nuevo. Así lo hicieron en 1892 y 1992, sin éxito. Aunque, eso sí, son muchos los que aseguraron haber oído en la inmediaciones de la Alhambra el llanto apagado de los duendes“.

Su próxima visita será en el año 2092, cuando regresarán con la esperanza de al fin poder volver a habitar en el mismo lugar donde vivieron hace ya casi seis siglos.

Fuente: Los misteriosos duendes protectores de la Alhambra, de Olga Arévalo en Ideal.

Misterios de Granada: los duendes de la Alhambra
×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.