La Noche en Blanco de Granada supera el éxito de los años anteriores

Cadena Ser

Las expectativas eran altas. Las ediciones anteriores nos llevaban a pensar que La Noche en Blanco iba a ser un éxito, pero la verdad es que ha sido mejor de lo que esperábamos. De hecho, la asistencia se ha duplicado, llegando a las 400.000 personas. Así, Granada se lanzó a las calles para disfrutar de más de las 300 actividades programadas, entre las que se encontraba una visita guiada por el Albaicín con Cicerone. Granada ha vuelto a demostrar que somos una ciudad de cultura y que siempre que esta sea la protagonista, los granadinos están ahí.

La noche en blanco de Granada supera las expectativas

Lo cierto es que la fecha escogida era inmejorable. Las cruces de mayo son el complemento ideal para el evento. Mientras vas de una actividad a otra, te encuentras con alguna cruz, y, por supuesto, con el ambiente festivo propio de la misma. Ha sido todo un acierto conjugar todas las propuestas culturales programadas con esta tradición.

Nosotros fuimos el Punto Oficial de Información, y rápidamente, nos dimos cuenta de que este año iba a ser especial. Es cierto que se respiraba un aire diferente ya desde por la mañana. Las actividades ofrecidas por la mañana estaban teniendo muy buena acogida. Las calles y las aceras estaban más llenas de lo habitual, la gente tenía una sonrisa distinta. Pero a medida que el día iba avanzando el día, esto se fue generalizando hasta la explosión de la Noche en blanco.

Visita guiada al Albaicín con Cicerone en la Noche en Blanco

En Cicerone, quisimos aportar otro granito de arena. Ofrecimos una visita gratuita por el Albaicín. Teníamos un aforo limitado de 2o personas. Afortunadamente, al poco tiempo de anunciarlo, vimos cómo se agotaban las plazas. Para nosotros, siempre es un placer trabajar. Nos dedicamos a esto por vocación, porque pensamos que la historia de Granada tiene mucho que aportar, que no hay mejor oferta que la cultura.

Por eso, nos encantó esta experiencia. Los visitantes estaban muy dispuestos a aprender y a escucharnos. Es curioso ver cómo aunque hayas visto un lugar una infinidad de veces, cuando descubres lo que hay detrás de él, tu percepción del mismo cambia. De repente, ya no es solo un sitio bonito, sino que atesora historias de personas. Historias que nos conmueven y que conectan con nosotros.

La historia y la cultura es el medio de expresión de la gente. Difundir la cultura es dar visibilidad a lo que piensa y siente la gente. Es darle vida a todos esos datos que estudiamos en los libros de historia. Por eso, nos encanta participar en iniciativas como esta.