Halloween en Granada: conoce a los fantasmas de la ciudad

Granada es una ciudad llena de almas que no se quieren ir. Quizá han dejado algo pendiente, quieren defender sus hogares, vivir su amor para siempre o, tal vez, han sufrido un dolor tan grande, que no han encontrado la fuerza para escapar e irse al mundo de los muertos. Granada está llena de almas de muertos que quieren estar vivos. Algunos son tan activos, están tan presentes, que los granadinos nos hemos acostumbrado a vivir con ellos, ¿Pasarás Halloween en Granada? ¿Quieres conocer a nuestros amigos?

Apariciones de fantasmas en Granada

Si has visitado la Alhambra, seguro que has imaginado que, allí, habría muchas almas en vela buscando a un antiguo amor o liberarse de algún captor, ¿creéis que ahí acaba todo? Escuchad y sorprendeos al descubrir a los primeros protagonistas de nuestra historia de ultratumba.

Los gatos de la Alhambra

ideal

Los gatos son esenciales en el paisaje de la Alhambra. Son parte de sus columnas y sus muros. Dicen que llevan viviendo allí cientos de años, que los mismos que ahora ves, son los ojos de la historia de Granada. Han estado en el monte de la Sabica durante siglos y han visto a los ziríes primero, a los nazaríes, después y, por último, a los cristianos. Nadie sabe bien lo que quieren, pero lo cierto es que nunca mueren y aparecen cuando nadie lo espera, con sigilo, ¿serán de verdad los ojos de la historia?

En la Calle Gomérez un alma errante que se comunica con golpes

Hay en la calle Gomérez una casa encantada. Nadie dijo nada hasta que un joven músico se mudó y empezó a notar cosas extrañas. El joven artista casi creía estar volviéndose loco cuando empezó a tener la percepción de que había una presencia en su casa que, además, provocaba bruscas bajadas de temperatura. Como os decíamos, el chico creía que era cosa suya. Pero la todo cambió cuando unos amigos suyos le dijeron que no solo tenían la misma sensación, sino que además veían a un hombre. A partir de ese momento, aquel hombre comenzó a dar golpes en la pared. El músico, valiente, quiso saber qué le ocurría a aquella alma empeñada en comunicarse. Pensó, entonces, que quizá aquellos golpes eran un código secreto, morse, tal vez. Desde entonces, vive en su casa intentando descubrir el enigma.

La Dama Blanca: la hija del secretario de los Reyes católicos se manifiesta

Si quieres pasar Halloween en Granada, no puedes perderte esta historia de amor y enredo. El secretario de los reyes católicos, Hernando de Zafra, tiene una hija, Elvira. Está completamente enamorada del hijo de una familia que era enemiga acérrima de los Zafra, ¿os suena?
Elvira, apasionada, no pudo retener su amor y se veía a escondidas con su amante. Un día, el padre estuvo a punto de sorprenderlos, pero el sirviente de Elvira los avisó. El amante saltó por la ventana y Hernando de Zafra creyó que su hija, medio desnuda en ese momento, estaba teniendo relaciones con su sirviente. El padre no se apiadó del pobre sirviente y mandó su ejecución por ahorcamiento en el balcón. Después, tapió ese balcón y ordenó una inscripción “esperándola en el cielo”. La romántica Elvira no pudo aguantar el suceso y se envenenó. Desde entonces, se siente a una chica, la Dama Blanca, vagar por la casa, ¿Os asustaría? Pues bien, la joven, bellísima, parece traer la paz a las almas de quien la ve

Halloween en Granada: Fantasma de la diputación

blastingnews

El fantasma de la diputació es uno de los más queridos en Granada. Lleva tantos años con nosotros, que lo hemos acogido con cariño y, siempre que podemos, hablamos de él. Tras la conquista de los Reyes Católicos, la Reina ordenó construir iglesias, una de ellas fue la del Corpus Christi, más conocida como la Iglesia de la Magdalena. Junto a esta, se construyó un convento. Hasta aquí, todo normal, ¿verdad? ¿Qué piensas si te digo que un día, un coche de caballos fúnebre se desbocó justo al acercarse a la Iglesia y atropelló a varios peatones? ¿No te parece la escena suficientemente espeluznante?

Pues no eres el único, fíjate en lo que pasó después. Cuando se privatizaron algunas posesiones de la Iglesia, el templo se convirtió en un almacén de telas: Almacenes la Magdalena. Dicen que los empleados eran incapaces de entrar solos. Los rollos de tela se caían, ruidos, sensaciones raras… Decidieron ir en parejas para contrarrestar el miedo.

Más tarde, la cadena Woolworth se hizo con el edificio y en unas reformas, encontraron una habitación llena de huesos humanos. En vez de comunicarlo, decidieron enterrarlos en los nuevos cimientos. De nuevo, los empleados tuvieran experiencias extrañas: luces que se encienden y se apagan, cosas que se mueven solas… A los siete años, Woolworth cierra las puertas de su negocio y en el último giro de muñeca, todas las luces se encienden solas.

Cuando pasó a las manos de la Diputación, siguieron repitiéndose los mismos fenómenos, sí que, de nuevo, los trabajadores y funcionarios caminan de dos en dos y los guardias de seguridad terminan yéndose, solo se queda el único que estaba sordo.

Se han hecho psicofonías para averiguar qué pasa en el edificio de la Diputación. Se han obtenido registros de frases como “os arrepentireis…”, pero aún sabemos qué quiere y qué pasó realmente allí. Lo que sí sabemos es que forma parte de la ciudad y que aunque nos asusta tremendamente, nos daría mucha pena que el espíritu se liberara.

Pasar Halloween en Granada tiene mucho encanto. Percibes en el olor de las castañas, el aliento de las almas que no están pero que están… porque se trata de un aliento que acaricia, que sana, que calma, ¿Será el de la Bella Dama?