Granada para conocedores mañaneros

Regálate el placer de dar un paseo matutino con nosotros por las plazas y vías principales de Granada. Profundizarás en la evolución y el carácter de una ciudad que se ha hecho mundialmente famosa por la belleza de sus paisajes naturales y de su arquitectura, pero también por la idiosincrasia de su cerámica de Fajalauza, de su taracea y de sus zambras flamencas; deudoras todas ellas de vicisitudes históricas acaecidas a lo largo de los siglos.

Características

Grupos de máximo 20 personas.
Se requiere compra anticipada para realizar la visita.

Idiomas
Español
Itinerario

Alcaicería, Plaza Bib-Rambla, Plaza del Carmen, Plaza Nueva, Mirador de la Churra, Paseo de los Tristes .

Duración

2 horas aprox.

Qué incluye

Visita guiada.

Punto de encuentro

Plaza de las Pasiegas. Fachada Principal de la Catedral, Arco Central.

Más información

Para más información pueden dirigirse a reservas@ciceronegranada.com

Horarios

09:00 horas

Precio

15€

Medidas de seguridad

Es obligatorio el uso de mascarilla higiénica.
Temporalmente las visitas se realizarán sin audioguías.
Su guía dispondrá de gel hidroalcohólico.
Más sobre protocolos seguridad e higiene en el siguiente enlace

Política de cancelación

Se abonará el 100% del importe pagado si la reserva se cancela con más de 24 horas de antelación.
No se abonará importe alguno si la cancelación se produce desde 24 horas de antelación o si el cliente no se presenta el día del servicio.
Las solicitudes de cancelación deberán realizarse a través de un correo electrónico a reservas@ciceronegranada.com

En nuestro viaje a través del tiempo olvidaremos por un momento la pulsante ciudad universitaria y turística que es hoy día Granada y nos remontaremos la friolera de 2700 años para imaginar un primer asentamiento Íbero de sustento agrícola y comercial y posteriores invasiones por parte de la Antigua Roma y por Visigodos procedentes del norte de Europa. Proseguiremos con la fase de 800 años de dominio hispano-musulmán que se tradujo, para la Garnat-al-Yehud que había florecido a partir del s. XI, en un momento de esplendor agrícola, industrial, comercial y cultural inusitados y que hasta nuestros días ha dejado innumerables testigos en el urbanismo y la cultura granadinas. Uno de ellos es la Alcaicería, antiguo mercado medieval de la seda en el que, por cierto, haremos la primera parada de nuestra ruta.

También nos interesará especialmente como, tras la conquista en 1492 por Isabel de Castilla, la populosa ciudad de entonces que vivía del comercio de la seda y de otros productos agrícolas se convierte rápidamente en el centro cultural y político de la España cristiana de la época; otro momento de rotundo auge en el que hablaremos de personalidades ligadas a nuevas fundaciones e instituciones del peso de la Capilla Real, del Arzobispado, de la Chancillería y de la Capitanía General de Granada.

Es a partir de esa fecha cuando se irá regularizando el trazado de algunas plazas y surgirá la que consideramos la plaza principal de Granada: Bibrrambla. Allí haremos nuestra segunda parada, buen momento para hablar de puertas y murallas medievales y las transformaciones que éstas sufrieron a medida que la ciudad fue desbordándolas para crecer en dirección a la fértil Vega.

A pesar de ser poco conocido, el hecho es que las grandes transformaciones urbanísticas de Granada no ocurrieron en el s. XVI y sí en fechas relativamente recientes, por eso tomaremos como referencia el s. XIX para hablar de grandes obras ligadas a la expropiación y destrucción de parte del patrimonio eclesiástico y civil de la ciudad así como de la cubrición por fases del río Darro; una iniciativa que facilitó el transporte urbano y mejoró la higiene que tan de cabeza traía entonces a las autoridades municipales que desde 1851 tienen su sede en la plaza del Carmen.

Nuestra ruta pasa también por la plaza Isabel la Católica para ver desde allí la Gran Vía de Colón (o “del Azúcar” ) y hablar del pasado agrícola y de las grandes proyectos de los “Barones” que la construyeron y concluye finalmente en la zona de plaza Nueva y del barrio de la Churra con espectaculares vistas a los frondosos Cármenes del Albaicín y al valle del río Darro.