Palacio del Partal Bajo

Debajo del palacio de su padre, el Palacio del Partal Alto,  Muhammad III (1303-1309) construyó el palacio del Partal Bajo, nueva sede de la corte. El visir Ibn al-Yayyab hizo un poema de su Diwan que dice que Muhammad III construyó este palacio aunque sólo especifica que tenía jardín y alberca, sin darnos más detalle de él. Será Ibn al-Jatib en su Amal al-‘Alam quien atribuye sin duda la erección de este palacio a Muhammad III.

En el siglo XIX el palacio fue propiedad privada, convertido en cármenes y viviendas, como podemos observar en grabados de la época. Pero el Palacio y sus casitas adyacentes fueron expropiadas a principios del siglo XX. Algunas de las piezas de este Palacio están depositadas hoy en día en el Museo Pérgamon de Berlin.

El centro palatino está ocupado con una gran alberca, que refleja la arquitectura como ocurre en el patio de Comares. En el lado Sur de la alberca se colocaron modernamente, en la década de 1920, los dos leones-surtidores que pertenecían al Maristán y hospital de la Carrera del Darro. Hace pocos años se han trasladado al Museo de la Alhambra para su correcta conservación.

Pórtico y Torre en el Palacio del Partal Bajo

En el lado Norte tenemos gran pórtico que da nombre al palacio y a toda esta zona ajardinada de la Alhambra:  bartal significa “pórtico”. Tiene cinco arcos, más grandes el central, con decoración rómbica que sebka que Leopoldo Torres Balbás recuperó sin recomponer la decoración, de la que sólo queda un pequeñísimo resto en el primer arco, a Oeste. Esta manera de restaurar es toda una lección para los arquitectos contemporáneos.

Junto al pórtico, un pequeño oratorio, toda una obra de arte que merece una parada. Además podemos disfrutar de su interior en una visita virtual que nos regala el Patronato de la Alhambra.

Formando parte del Palacio del Partal Bajo, y con acceso a través del Pórtico, se pasa directamente a la Torre de las Damas, cuya cubierta de la zona central es una copia de la armadura original que su antiguo propietario, Herr Artur Gwinner, se llevó a su país, y actualmente está depositado en el Museo Pergamon de Berlín.

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.