Peinador de la Reina

La Torre del Peinador de la Reina era una torre-mirador adelantada a nivel de la muralla. Tiene una sala con ventanas a su alrededor y se cubre con una linterna con armadura de madera. Su decoración de yesería es espléndida y su suelo era de azulejos pintados de azul cobalto y reflejo metálico de una calidad excepcional, con representación de figuras femeninas.

Muhammad V, en su segundo reinado (1362-1392) hizo reformas en esta torre sobre todo al crear la nueva portada decorada con yesería y cubierta con alero de madera, integrando esta torre en el palacio de los Leones de Muhammad V, accediendo a ella desde el Jardín de Lindaraja.

Por qué se llama el Peinador de la Reina

A partir de 1536, se construye un cuerpo alto, aprovechando la linterna árabe. También se le llamó Estufa porque se instaló una en la planta baja y una losa de mármol agujereada permitía que el calor entrara en la parte alta. Fue pintada magistralmente por Julio de Aquiles y Alexander Mayner (1537-1546) representando sus paneles centrales de la planta alta la victoria del emperador en la incursión en 1535 en Túnez.

Su nombre cristiano, del Peinador de la Reina, viene del uso que le dio Isabel de Portugal, esposa del Emperador Carlos V, en su luna de miel. La parte alta es una adaptación que se le hizo a la Emperatriz Isabel durante esa estancia en Granada en 1526.

Cuentan las crónicas que la Torre del Peinador era el lugar preferido de la Emperatriz, cuando subía a la Alhambra. Dicen que cando estaba en la torre, dicen que lo que más le gustaba era que se pudiera incluso oír las conversaciones de los granadinos en el Albaicín

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.