Hospital de San Juan de Dios

HospitalSanJuandeDiosEl hospital de San Juan de Dios, constituye, sin duda alguna, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, cuya importancia a nivel arquitectónico y patrimonial se ve desbordada por su consideración como institución benéfica y casa matriz de la Orden Hospitalaria, con centros extendidos por todo el mundo. El monumento lo constituyen dos edificios, por un lado el hospital y por el otro, la Iglesia de San Juan de Dios.

Historia del Hospital San Juan de Dios en Granada

El hospital San Juan de Dios, conocido en el siglo XVI y principios del XVII como “El Hospital de Juan” ,  que se estableció primero en la calle Lucena, en 1539 y después, en 1547, en la cuesta de Gomérez, para recalar ya definitivamente en este lugar en 1553. El edificio pertenecía entonces a los Hermanos de la Orden Jerónima y aquí fue donde estuvo el primer monasterio de San Jerónimo. Más tarde fue refugio para viandantes y peregrinos.

En la década de 1540-50 los jerónimos ceden el solar a los hermanos hospitalarios, los cuales comienzan la construcción del nuevo hospital según trazas de Juan de Maeda. En 1593, tras un largo pleito con los jerónimos, pasa a ser propiedad de la orden hospitalaria. Las principales reformas y partes notables del edificio se realizaron ya en el siglo XVII, comenzando por la portada, el patio principal y la escalera, entre 1733 y 1759 la construcción de la basílica dedicada al santo y el segundo claustro del hospital. Con la Desamortización de Mendizábal, en 1836, la propiedad del inmueble pasó al Estado y, posteriormente, a la Diputación Provincial, funcionando como centro sanitario a cargo de las hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl hasta la década de 1990. En la actualidad está dedicado a consultas del SAS, en espera de rehabilitación y un nuevo destino funcional.

El patrimonio cultural del Hospital San Juan de Dios

La portada se terminó en 1609, posiblemente con traza de Ambrosio de Vico. Está realizada en piedra gris de Sierra Elvira y mármol de Macael. La  hornacina de la parte superior alberga la estatua en piedra del tránsito o muerte del Santo fundador. El fondo de la hornacina es un lienzo que intenta reproducir la habitación donde se produjo la muerte del santo, el cual, sintiéndose morir se levantó del lecho y así, de rodillas y abrazado a la cruz, expiró.

Consta de dos patios con una serie de dependencias en torno a ellos, muy reformadas en los últimos siglos. Lo más antiguo identificable es el artesonado de la primitiva capilla, parte del cual es visible en el actual zaguán. A través de un amplio zaguán se accede al patio principal. Está formado por cuatro galerías en dos plantas). El tercer cuerpo del lado de la iglesia es un añadido posterior. Las paredes de las galerías inferiores muestran un conjunto de lienzos y pinturas murales que muestran la vida de San Juan de Dios, realizadas entre 1749 y 1759. A pesar de su estado, es testimonio de gran importancia devocional y celebrativa. En el centro del patio se encuentra una fuente barroca con el emblema de la Orden. Bajo ella existe un gran aljibe.

La escalera principal es, sin duda, uno de los más logrados espacios del hospital. José de Bada la realizó en 1737 con gran ornamentación barroca y está cubierta por gran alfarje dorado de lazo pintado. En sus muros se exponen cuadros de Juan de Sevilla. 

En la antigua sala capitular de los hermanos hospitalarios, se ha eliminado el yeso que la dividía en habitaciones para enfermos y se ha restaurado su rico artesonado mudéjar de lazo. Presidiéndola, se exhibe la obra El incendio del hospital, del granadino Manuel Gómez Moreno, anteriormente en el Museo de Bellas Artes.

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.