Sala principal del Mexuar

La Sala del Mexuar es la parte de los Palacios Nazaríes que más ha sufrido el efecto de las transformaciones  para adaptarla a servicios o funciones nuevas, tras la conquista de 1492. Esas transformaciones se han hecho a veces destruyendo antiguas estructuras, por lo que es muy difícil establecer los caminos de acceso a esta parte del palacio.

La portada del Mexuar (Masuar), lugar donde se reunía la sura o consejo de Ministros, y servía también como lugar de recepción.

Era una sala rectangular con una linterna central, que le daba iluminación cenital, sostenida por cuatro columnas de mármol blanco, y donde aparece por primera vez el capitel cúbico característico nazarí, pintado en azul cobalto y oro. Este nacimiento artístico típicamente nazarí es obra del sultán Isma’il I.

Transformaciones de la Sala del Mexuar

La sala del Mexuar fue convertido en Capilla en el siglo XVI, del que aún conservamos testimonios de aquel uso religioso: la balaustrada del coro trasero alto y una pila de agua bendita. De este coro queda la gran viga de madera sobredorada y destacan grandes paneles de azulejos.

Aun podemos ver en las paredes los paneles de alicatado con las Columnas de Hércules y el Plus ultra, así como dos Coronas Imperiales en el acceso actual a la sala.

Intervinieron en el Mexuar Modesto Cendoya en 1909 y Leopoldo Torres Balbás entre 1924 y 1936.

Leopoldo Torres Balbás intentó dar unidad a esta sala devolviendo su altura de suelo original, pero dejando la huella de la altura de las ventanas cristianas.

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.