Patio de Machuca

El Patio de Machuca recibe su nombre porque en el siglo XVI, albergó el taller de arquitectura de Pedro Machuca, arquitecto principal del Palacio de Carlos V.

El patio estaba centrado por una pequeña alberca en forma de exedra, y en sus lados mejores, a Norte y Sur, había sendas galerías sostenidas por columnas.

La galería Sur que había desaparecido es simulada por Leopoldo Torres Balbás en 1923 con  una arcada de cipreses, al igual que el muro cierre a Oeste, de tal forma, que sin elevar los cimientos podemos tener la sensación arquitectónica conseguida con vegetación.

La galería Norte es restaurada también por don Leopoldo en el mismo año aprovechando las columnas que pertenecían a este patio. La idea de Torres Balbás es hacer una restauración conservadora: con los elementos decorativos originales se simula el conjunto pero no se inventa la decoración

La torre-palacio, saliente al bosque, está totalmente decorada y cubierta con una bella armadura de madera. En la etapa musulmana desde esta torre se accedía, hacia el Oeste, a las habitaciones altas del patio de la Madraza de los Príncipes, y hacia el Este a un pequeño oratorio-mirador abierto por ventanas al Albaicín y del que se conserva su mihrab, orientado a la Meca y que se puede ver hoy desde la Sala del Mexuar.

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.