Sala de los Abencerrajes

La Sala de los Abencerrajes es una vivienda en planta baja con dos alcobas o alhanías laterales, y toda su estructura gira en torno a la gran qubba dotada de una magnífica cúpula de mocárabes de composición tridimensional.

Con ella se trató de equilibrar el volumen de la qubba mayor situada en la Sala de Dos Hermanas, en lado opuesto del Patio de Leones, en una tradición de dobles cúpulas presente en otros palacios.

La leyenda de la Sala de los Abencerrajes

El nombre de abencerrajes viene dado por una de las importantes leyendas contadas por Washington Irving en su obra Cuentos de la Alhambra y corresponde al nombre de una familia que tuvo en Granada una destacada actuación política en el periodo nazarí.

En el centro de la sala hay una pila baja de forma dodecagonal de la que sale un canalillo que conduce el agua hasta la Fuente de los Leones. En esa pila se refleja, como si fuera un espejo, la bóveda de mocárabes con forma de estrella de ocho puntas apoyada en pechinas, también mocárabes.

Fuente de la Sala de los AbencerrajesEl tono rojizo del óxido de la pileta dio origen a la leyenda de la sala, que cuenta que el emir de Granada mandó ejecutar a todos los varones de la noble familia de los Abencerrajes, por un asunto de amor y celos. La sangre de sus cabezas cortadas habría teñido para siempre el mármol blanco

Se conservan las puertas de madera originales de esta sala, con un labrado extraordinario.

En la entrada hay una puerta a la derecha que lleva al retrete, y otra puerta a la izquierda conduce a la escalera que sube al piso alto, el conocido como Patio del Harem

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.