Periodos cristianos en la Alhambra

Periodos cristianos en la Alhambra

  • En el primer periodo, que contamos a partir del s XV se va a producir un profundo cambio en la medina de la Alhambra, ya que la mentalidad y el sistema de vida cristianos son diferentes a los de los musulmanes:

En 1492 la Alhambra se convierte en sede de la Capitanía General para controlar la inmensa población musulmana o morisca que vivía en la medina de Granada y en el arrabal del Albayzín.

La mezquita mayor se sacraliza convirtiéndola en la Iglesia de Santa María, el palacio que había en lo alto de la calle Real Alta se convierte en el convento de San Francisco y se hacen obras y preparativos para la instalación de los Reyes Católicos.

Se unifican los palacios de Comares y de los Leones y se denominan “Casa Real” porque fueron ocupados por los propios Reyes Católicos, Isabel y Fernando. También el Conde de Tendilla hace obras en 1492 para acondicionar los palacios árabes a las necesidades cristianas.

También se construye el gran aljibe, entre la Alcazaba y la calle Real Alta. Y más adelante se fortifican con cubos de artillería una serie de puertas y torres que cambian la fisonomía interior y exterior de la medina de la Alhambra.

En 1526, para la luna de miel de Carlos V e Isabel de Portugal, se vuelve a realizar nuevas obras de acondicionamiento. Sin embargo, el gran cambio se produce cuando se decide erigir el renacentista Palacio de Carlos V.

También se abre la puerta de los Carros, para que pudieran subir los carros cargados con el material del palacio y, al hacer la cimentación del palacio nuevo, se inutiliza todo el entramado de calles medievales. El mismo palacio de Carlos V se sitúa sobre la calle Real Baja impidiendo el camino medieval hacia el palacio de los Leones y los palacios del Partal.

También en el periodo renacentista se erigen el jardín de los Adarves, sobre el colmado foso meridional de la Alcazaba, la puerta de las Granadas en la línea de muralla que une la Alcazaba y Torres Bermejas y el famoso Pilar de Carlos V junto a la puerta de la Justicia o de la Explanada.

  • Segundo periodo cristiano: del siglo XVIII al XIX, la Alhambra se sume en el más absoluto abandono que se reflejan en diversos grabados realizados por artistas ingleses y franceses. Y es tras el desastre que ocasionaron los franceses al salir de la Alhambra, entre 1810 y 1812, cuando  Fernando VII nombra un primer arquitecto encargado de la conservación en 1828, José Contreras, que inicia una larga saga que sigue Modesto Cendoya; pero es con Leopoldo Torres Balbás cuando se consolida definitivamente la Alhambra ya que le dedicó innumerables proyectos en toda su etapa como arquitecto-director, de 1923 a 1936.

El resto del siglo XX, y lo que llevamos del XXI, la Alhambra ha sido cuidada con esmero por todos los arquitectos que han trabajado en ella.

El conjunto de la Alhambra y el Generalife, Patrimonio Cultural de la Humanidad, es una de las obras más bellas y completas legadas por los musulmanes medievales en la Península Ibérica. A su valor histórico, arquitectónico y decorativo, se suma el goce estético y el disfrute de los sentidos.
El mimo en la labor restauradora y conservadora llevado a cabo desde el mismo momento de su paso a manos cristianos a fines del siglo XV, y especialmente en los siglos XIX, XX y XXI, hace posible admirar y vivir uno de los monumentos emblemáticos de nuestro pasado.

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.