Iglesia de Santa Ana

Presidiendo la popular Plaza Nueva de la ciudad de Granada, la Iglesia de Santa Ana fue erigida sobre la antigua mezquita zirí de la aljama Almanzora, las obras de la iglesia se iniciaron en 1537 y 1540 siguiendo un proyecto de Diego de  Siloé.

La fachada, precedida por el atrio enrejado de la iglesia, es de fábrica de ladrillo, destacando en ella su portada y la bella torre. La construcción de la espléndida torre-campanario de ladrillo se compone de tres cuerpos que se decoran con azulejos con decoración de cerámica vidriada con tonos blancos y azules.

El interior responde a una sencilla planta de nave única, característica de las iglesias parroquiales granadinas del siglo XVI,  con capillas laterales y amplísima cabecera, una hermosa armadura rectangular.

Entre las obras conservadas en la nave de esta iglesia se encuentran obras de artistas granadinos relevantes: un Calvario del siglo XVI, obra de Diego de Aranda, dos tallas de José de Mora: la Soledad, es una de las obras maestras de la estatuaria barroca granadina y la Virgen de la Esperanza de José Risueño, la más bella Dolorosa de vestir granadina, que procesiona  junto con el Nazareno del Gran Poder en la Hermandad de la Esperanza.

Por su parte, en la capilla mayor destacan las tallas de San Jerónimo, de Risueño, de San Juan de Dios, de Diego de Mora, además de un lienzo del Nacimiento de la Virgen, de Pedro Atanasio de Bocanegra.

Este monumento entra en la ruta de nuestro  paseo por la Granada Imprescindible

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.