Cárdenas, Andrés: Luna de octubre, el naufragio de la herradura

Luna de octubre, el naufragio de la herradura

Martín de Figueroa, protagonista y narrador de la novela, nos brinda reflexiones a modo de exaltación de la lectura. Y es que el narrador, pese a que nos cuenta sus andanzas, que son muy variadas en el tiempo y espacio así como de muy diversa índole, si hay algo que concentra todo su interés, desde que de muy joven aprende a leer y a escribir, es el amor a los libros y su contenido. Es ese amor y la larga dedicación a la lectura lo que le lleva a progresar en las actividades y empleos que va realizando, y  a conocer al amor de su vida.

Esta es una obra que atrapa por diversos frentes: es al mismo tiempo novela de iniciación a la vida, de aventuras por tierra y por mar, de amores, de historia y de costumbres. Ambientada en el reinado de Felipe II, desarrolla la acción en un amplio marco geográfico, puesto que de la sierra de Segura, de donde parte el joven Martín de Figueroa, personaje central y narrador de la historia, viajamos con él por el Mediterráneo (Italia, Sicilia, Túnez…) hasta el hecho central, histórico, que cambia la vida del protagonista: el terrible naufragio de la flota española en el golfo granadino de La Herradura. Veinticinco galeras se hundieron allí a causa del temporal y del mal estado de los barcos, todo un presagio de lo que  veinte años más adelante ocurriría con la Armada Invencible, presagio que nadie, y menos Felipe II, supo interpretar.

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.