García Marín, José Manuel: La Escalera del Agua

En La Escalera del Agua, José Manuel García Marín se vale de un protagonista que viaja desde las Hurdes de los años cincuenta a Toledo y posteriormente a ciudades como Granada y Málaga para reconstruir su pasado. El protagonista  es el encargado de narrar la historia e su propia familia, y de viajar a sus escenarios. Granada es el origen de toda la obra, donde todo empezó y el lugar al que viaja este joven  que escuchaba las viejas historias de sus antepasados”.

Ángel es un muchacho que malvive en una mísera alquería de Las Hurdes a mediados del siglo XX, dedicado a las labores del campo y sin más ambición que lograr comer cada día. No sabe que su familia y sus vecinos guardan un secreto, pero su abuelo se encargará de desvelárselo cuando, según la tradición, llegue el momento: son descendientes de moriscos, expulsados de Granada en el siglo XVI, desterrados del reino de Toledo en el XVII y refugiados en ese remoto paraje para huir de la persecución. Ese hecho marcará la existencia de Ángel, así como un desgraciado suceso que le obligará a escapar de su aldea y a rehacer su vida en Toledo, al amparo de unos padres franciscanos que le darán cariño y educación y harán de él un hombre admirable. Una novela que habla de la huella del pasado, de la superación, del amor y de dos ciudades mágicas: Toledo y Granada, fascinantes y eternas.

×Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar vídeos, publicar en redes sociales y generar estadísticas sobre las visitas de nuestro sitio web. Al navegar o utilizar ciceronegranada.com, entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Para saber cómo utilizamos las cookies y cómo puedes gestionarlas, lee nuestra política de cookies.