La Torre de la Justicia se convierte en nuevo espacio cultural

Tras unos días de descanso navideños, volvemos con energías renovadas y muchas ganas de volver a hablar sobre lo que nos apasiona, Granada. Hoy queremos comentar un regalo que nos han traído los Reyes Magos, la apertura de la Torre de la Justicia como nuevo espacio cultural en la Alhambra.

La Torre de la Justicia exteriorDespués de años cerradas y tras realizarse trabajos de restauración, las estancias superiores de la Torre de la Justicia abren al público, no sólo para su visita gratuita, sino también para aportar valor al total de la experiencia en la Alhambra.

La Torre de la Justicia será un punto de lectura y caja de música, recuperando así la finalidad didáctica que se desarrolló en sus habitaciones superiores durante los siglos XIX y XX. De hecho, fue el origen de la Biblioteca de la Alhambra, que conservaba y albergaba parte del legado del Duque de Loring y de las donaciones realizadas en 1909 por el Conde de Romanones.

Desde aquí se podrá solicitar el préstamo de guías, libros de consulta, catálogos de exposiciones o cuentos infantiles, en diferentes idiomas. No sólo se podrán leer allí, sino que podrán sacarlos de estas estancias para disfrutarlos en cualquier punto del itinerario de visita por el Monumento o incluso por los Bosques de la Alhambra.

La música y la Alhambra en la Torre de la Justicia

El paso por estas estancias se convertirá en añadido a la visita, un lujo, el poder escuchar el sonido de un piano en una torre de la fortaleza nazarí o leer un cuento infantil, dejando volar la imaginación a otras épocas y otros lugares. Además, ofrece una posibilidad artística única, la de poder interpretar música el piano vertical que el espacio acoge, además de otros instrumentos propios, previa solicitud en la web del Patronato de la Alhambra.

Con esta iniciativa, “se pone en valor la historia de la etapa romántica” en la Alhambra, que albergó a numerosos artistas, como es el caso de Ángel Barrios, Manuel de Falla e Isaac Albéniz, entre otros, y en la que la música de guitarra y piano siempre han estado muy presentes como seña de identidad, siendo “la Alhambra de los artistas”.

La Torre de la Justicia es uno de los principales accesos al recinto de la Alhambra, desde el momento de su construcción, durante el reinado de Yúsuf I, en 1348. Está formada por una planta rectangular dividida en dos pisos y una terraza, que se integra en la muralla de la ciudad palatina.

Residencia del alcaide de la Puerta desde la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos hasta la llegada de las tropas francesas, en 1810, pocos años después se convirtió en vivienda de los guardas del recinto hasta que, desde la última década del siglo XIX y principios del XX, se ha destinado a uso administrativo y, ocasionalmente, residencial.

Info: Ahora Granada, Efe

La Torre de la Justicia se convierte en nuevo espacio cultural