Los ‘free tours’ no son gratis

Llega la primavera y la temporada alta para el turismo en Granada. La ciudad se llena de visitantes que quieren conocer sus encantos y muchas empresas ofrecen visitas guiadas para mostrárselos. Obviamente, pensamos que la mejor opción somos los guías profesionales de Cicerone, expertos en la ciudad, con garantías y confianza. Pero hay muchas empresas que ofrecen lo mejor de su trabajo, con diferentes matices.
Freetours en Granada

Miles de cantos de sirena intentan seducir al visitante, pero los más atractivos son los que prometen visitas gratuitas, los famosos FreeTours, tan extendidos por todo el mundo y que están encendiendo todas las alarmas. Ni las visitas son gratuitas, como prometen, ni quienes las lideran son guías profesionales, ni benefician a Granada como destino turístico.

Este fenómeno nació en Berlín, aunque es en Reino Unido donde se ha comenzado ya a ponerle freno. Tras muchas denuncias por explotación laboral y por publicidad engañosa, la Autoridad de Estándares Publicitarios del Reino Unido (ASA) ha anunciado medidas para luchar contra los FreeTours y sus “guías” no cualificados que ofrecen “Free Tours” anunciados como gratuitos, sin que los turistas que participan sean conscientes del fraude.

La Federación Europea de Asociaciones de Guías de Turismo (FEG) y la Federación Mundial de Asociaciones de Guías de Turismo (WFTGA), secundados desde España por la Confederación de Guías Oficiales de Turismo de España (CEFAPIT),  han denunciado en un comunicado que en muchas ciudades importantes, personas sin preparación, no remuneradas, que no cumplen con sus responsabilidades fiscales, no están dadas de alta en el sistema fiscal, ni aseguradas, realizan visitas a pie gratuitas a visitantes que no saben nada de esta situación.

Freetours en GranadaLas personas que realizan estas visitas sólo reciben como pago las propinas, lo que significa un sueldo bajo, sin cotización, beneficios sociales, vacaciones, garantía de ingresos ni de un puesto de trabajo. No se requiere ninguna cualificación profesional para realizar esas visitas.

Los acuerdos entre las empresas y estos “guías” bien pudieran ser considerados como un modo de explotación a jóvenes quienes a menudo han informado que esto es un tipo de “mercado esclavista” que se desarrolla fuera de las normas del mercado laboral. Y mientras que a los “guías” se les permiten decir a turistas que trabajan solamente por propinas, se les prohíbe decirles que ellos tienen que pagar por cada visitante de su grupo.

Freetours en GranadaMuchos organizadores de estas visitas piden a sus “guías” que les paguen una comisión de 3 a 5€ por participante, por lo que no es sorprendente que las personas que guían presionen a los turistas para que les den propinas.

La FEG y la WFTGA insisten en que se incrementen las medidas legales y que sean asumidas por las autoridades competentes a nivel europeo y nacional. Urgen a  los consumidores, a los comités de prácticas publicitarias y a los miembros de los gobiernos a actuar contra este creciente mercado ilegal de trabajo.

Estos “free tours” son ofrecidos por todo el mundo por compañías o personas privadas bajo distintos nombres. Los clientes, equivocadamente, creen que la persona que les guía está cualificada para hacerlo y que recibe un sueldo por los organizadores del tour, algo que casi nunca es así.

Los freetours presionan para obtener propinas

La ASA recibió muchas reclamaciones de los visitantes-consumidores de esos denominados “free tours” que se sentían presionados por las personas que actúan de “guías” para que les dieran propinas al terminar las visitas.

La semana pasada se avisó a esas empresas y amateurs que ofrecen “free tours” en el Reino Unido, que terminaran con esas prácticas y que acaten las nuevas directivas del Comité de Prácticas de Publicidad (CAP). ASA dice que la publicidad debe exponer claramente que el guía pedirá propinas.

También tienen que dejar claro que dicho pago discrecional es totalmente voluntario y que el dinero de las propinas no se queda enteramente el “guía”, si así fuera el caso. “Esta norma de la ASA elevará la calidad de la experiencia del visitante y ello, a su vez, aumentará la reputación de la industria turística del país”, explicó Efi Kalampoukidou, Presidenta de la Federación Europea de Asociaciones de Guíasde Turismo (FEG). “Esperamos que las autoridades de más países sigan el ejemplo del Reino Unido y actúen inmediatamente para proteger a los consumidores, a los destinos turísticos y a los profesionales del turismo”.

Desde 2009, la Federación Europea de Asociaciones de Guías de Turismo (FEG) y la Federación Mundial de Asociaciones de Guías de Turismo (WFTGA) y sus más de 200.000 miembros han estado advirtiendo a la Comisión de la Unión Europea, a las autoridades nacionales y a los europarlamentarios que la práctica de los “free tours” es confusa y mala para la imagen de cualquier destino turístico. Su práctica puede comprometer la salud y seguridad del consumidor, así como las expectativas de información precisa.

Los ‘free tours’ no son gratis